Mediador familiar en Málaga, separaciones, divorcios

Despacho de Abogados
Gabinete de Mediación

Orson Welles Nº 28 4º G (Edificio Algaba)
Teatinos - Málaga - 29010

Contacto

Inicio > Mediación > Mapa Web


Mediador familiar en Málaga, separaciones, divorcios

La mediación familiar se perfila como una alternativa a la hora de afrontar una ruptura matrimonial o de convivencia, sobre todo cuando se tienen hijos en común
Es un proceso en el cual un tercero imparcial, el mediador, a través de la cooperación entre las partes en conflicto, facilita que los mismos reestablezcan la comunicación y sean capaces de tomar sus propios acuerdos, encontrando soluciones al conflicto planteado.
La mediación familiar es claramente beneficiosa para los hijos, ya que fomenta la corresponsabilidad parental entre los progenitores. La atmósfera de cooperación que se crea entre los padres a través del proceso de mediación, resulta claramente beneficiosa para los hijos, previniendo posibles respuestas negativas en los hijos posteriores a la ruptura de los padres.
Con la mediación los progenitores alcanzan conjuntamente los acuerdos que se adaptan a sus necesidades, sin la intervención de un tercero que no conoce las particularidades de su familia, disminuyendo el tono emocional que produce toda ruptura. Puede realizar este test sobre mediación familiar y conocer el porcentaje de posibilidades que tiene de obtener un acuerdo mediante la mediación

En el siguiente cuadro se resumen las ventajas de las soluciones consensuales alcanzadas a través de la mediación frente a los efectos que generalmente provoca el proceso contencioso:

Mediador familiar en Málaga, separaciones, divorcios

VÍA CONSENSUAL VÍA CONTENCIOSA
Construye relaciones. Favorece la comunicación Aumenta el distanciamiento. Favorece la incomunicación
Disminuye tensiones.
Aumenta el comportamiento pacífico.
Aumentan las tensiones.
Favorece los comportamientos conflictivos.
Se alienta la cooperación. Aumenta la competición.
Se hacen víctimas y desfiguran la realidad.
Se limitan las posibles consecuencias negativas sobre los menores:
No se les somete a elección.
Favorece su ajuste personal.
No se sienten culpables.
Les proporciona información coherente para su edad.
No se les hace protagonistas.
Aumentan las consecuencias negativas sobre los menores:
Conflicto de lealtades.
Desajuste emocional.
Sentimientos de culpa.
Inseguridad/desinformación.
Manipulación.
Utilización de los hijos.
Eleva la satisfacción psicológica y personal. Probabilidad de alteración emocional.
Asumen las partes su propia responsabilidad. Delegan en el juez la toma de decisiones.
Se ajustan los acuerdos u opciones a sus necesidades reales. Actitud negativa, a la defensiva.
Están más informados. Desinformación. La información la manejan terceros (abogados, jueces, peritos...)
Trabajan para que las dos partes sean ganadoras. Trabajan para que haya un ganador y un perdedor.
Mira al futuro. Se centra en el pasado.
Favorece la flexibilidad. Colaboración ante posibles cambios. Inflexibilidad ante posibles cambios.
Disminuye el coste afectivo, económico y temporal. Aumenta el coste afectivo, económico y temporal.
Probabilidad alta de cumplimiento de los acuerdos. Probabilidad alta de incumplimientos: ejecuciones judiciales. El conflicto vuelve a empezar.